Contacto

Acepto las condiciones de la política de privacidad

BLOG

Coaching, mentoring, training...o cómo dejar tu Edad de Piedra personal atrás

16/05/2016

 

Consultoría, mentoría, training, coaching…¿a qué puerta llamar? Cuando nos hemos topado con una situación que nos está costando gestionar y nos impide avanzar como nos gustaría -en nuestra carrera o en nuestro día a día-, el buscar ayuda suele ser la opción más natural en el ser humano. Probablemente algo aprendimos cuando intentábamos, hace algunos miles de años, cazar mamuts en solitario. 

 

Un café con un buen amigo en quien confiamos es, a veces, la solución ideal. Una reunión con nuestro superior o el departamento de RRHH puede ofrecernos, igualmente, la orientación necesaria para solventar aquella dificultad que podamos tener. Una solución al estilo consultoría, rápida y eficaz. Para según qué situaciones, lo ideal. Son muchas las ocasiones en las que, sin embargo, precisamos de una ayuda que se extienda más allá de esa hora del café, y que profundice lo suficiente como para poder modificar alguna de nuestras pautas de comportamiento, o realizar los aprendizajes necesarios.

 

Una especie de “cómo reconocer semillas curativas para convertirte en el nuevo chamán de la tribu” en tiempos cavernarios. Cuando alguien con experiencia probada nos muestra cómo se hace aquello en lo que es un experto, ya sea mezclar ingredientes medicinales o en gestionar equipos, hablamos de mentoría. Durante el tiempo que se acuerde o sea necesario, ese mentor te mostrará su forma de hacer y corregirá tus progresos en base a su conocimiento. ¿Beneficios? Por supuesto. ¿Limitaciones? También…

 

Cuando la necesidad es compartida por muchos otros miembros del clan, la opción más accesible y favorecida por todos es la formación. Cursos sobre cómo manejar mejor el tiempo, técnicas de ventas, comunicación persuasiva…en un período relativamente corto, se ponen a nuestra disposición grandes cantidades de información que nos llevamos a nuestra cueva y, según haya resonado más o menos en nosotros, podremos aplicar. El aprendizaje en grupo, si además se ofrece la oportunidad de practicar durante esa enseñanza, genera una dinámica muy positiva que aporta dinamismo, reconocimiento y mayor cohesión. Algo así a lo que hacían aquellos antepasados probando sus métodos de caza en grupo hasta conseguir llevar las piezas a rastras a la sede de la tribu...

 

Existen esas otras veces en las que ni buscas seguir el camino de otros, ni precisas de formación general, ni los consejos bienintencionados te son suficientes. Y sabes que un copiar & pegar lo que a otro le encajó no es lo que mejor te va a funcionar. Cuando quieres encontrar tu camino, poder discernir con claridad qué te frena, y encontrar la forma en que puedes cambiar lo que ya no te es válido por nuevas estrategias que te impulsen a llegar a tu meta…el coaching es tu opción sin dudar. El resultado son soluciones exclusivas para ti, diseñadas por quien mejor te conoce: tú mismo. Y no estás solo. El coach te acompañará en esa expedición, aportando claridad y guiándote mientras dejas atrás esa gruta conocida, pero oscura y limitada, y llegas a tu particular valle de oportunidades y felicidad.

 

No es la intención de este post la de entrar en detalle sobre las numerosísimas variantes de terapias también existentes… Si de clarificar en cierta medida la inmensa fortuna que tenemos de contar hoy en día con incontables fuentes de apoyo y ayuda. Cada una tiene su razón de ser, su momento y su lugar. Conocerlas te permite formar alianzas con quienes pueden impulsar tu carrera o situación personal. Todo es comenzar….con un café para empezar quizás. Destierra las limitaciones y oscuridad a la prehistoria... ¡que es donde mejor están!.

¿Te quedan dudas? Encantada de poder ayudar…

blancocoaching.com




COMPARTIR:




Comenta: