Contacto

Acepto las condiciones de la política de privacidad

BLOG

¿Jubilación motera o de crucigrama?

20/05/2016

 

Independientemente de lo distante o cercano que el día de la jubilación nos quede, todos tendremos que enfrentarnos a ese momento. Y casi todos conocemos a alguien que está ya en capilla, lo que nos lo acerca un poco más. Es cierto que las noticias sobre la edad de jubilación en España hacen que calcular esa fecha se convierta en casi un arte adivinatorio. Son muchos los factores que indican como muy posible el que ese día, marcado en rojo por muchos en el calendario, haya de posponerse varios años. ¿Has hecho ya el cálculo de cuál sería tu fecha de jubilación según la ley vigente?  ¿Y cuál sería en ese -muy posible- escenario B? Bien, no corras aún a marcarlas en tu agenda…En los últimos tiempos son muchas las grandes empresas que nos sorprenden con sus anuncios de pre-jubilaciones masivas, por lo que la certidumbre sobre cuándo llegará el “día J” tiene más de ruleta rusa que de día estipulado contractualmente.

  

Con fecha conocida o no, el que afrontemos ese momento como si nos dieran el pésame o en contra saquemos las castañuelas, dependerá mucho de la situación particular de cada uno, de nuestro carácter y, especialmente, de nuestras expectativas. 

¿Asocias la jubilación con días de tranquilidad, paseos matutinos, crucigramas completados, aperitivo y siesta? ¿O visionas esa etapa como una fase de emprendimiento, actividad, vitalidad, contactos sociales y aprendizajes? Tanto si cuentas los días para por fin comprarte un chaleco de cuero, ponerte una bandana y unirte a los Hells Angels, como si prefieres la paz sosegada de retirarte a vivir al campo, lo crucial es prepararse para ello. Y preferiblemente no la semana previa al gran día…

 

La transición de una vida laboral intensa, con múltiples responsabilidades, decisiones vitales que tomarobjetivos por conseguir y un contacto social continuado, a una fase radicalmente diferente a todo lo mencionado puede percibirse como una merecida luna de miel. El hándicap reside en que toda luna de miel suele tener un final. Ya sea por razones económicas o por puro aburrimiento. Y lo que viene a continuación tras ese primer espejismo puede ser muy difícil de gestionar y asumir si no se han hecho los deberes previamente. El “síndrome del jubilado”, “el blues del ejecutivo”…ni son leyendas urbanas, ni experiencias deseables para nadie. 

 

Una forma óptima de prepararse para una etapa activa, ilusionante, con sentido y metas por alcanzar, comienza por plantearse qué sentimientos nos genera pensar en esa fase. Cuáles son las expectativas que tenemos para esos años. Cómo queremos vivirla y qué necesitamos hacer para conseguirlo. Elegir una jubilación de crucigrama es tan válido como elegir una jubilación aventurera. Siempre que hayamos invertido en planificarla y nos aporte exactamente lo que esperamos de ella.

Porque, tomándole prestada esta frase a A. Lincoln “al final, no se trata de los años de vida sino de la vida en tus años

 

Puede que no tengamos control sobre la cantidad de esos años, pero sí podemos decidir cómo de plenamente queremos vivirlos. Y tú ¿invertirás en crucigramas o en gasolina?

blancocoaching.com 




COMPARTIR:




Comenta: